domingo, 30 de enero de 2011

OJITOS LOCOS













Vamos a RECICLAR los envases de las pastillas que tengamos en casa, por una vez me siento increíblemente afortunada de tener que despellejar una de esas cápsulas diariamente para mi hipotiroidismo, ¡ya tienen sentido! Cada día es un ojo extra.
A partir de ahora en vez de hincarle todo el dedo al plástico vamos a tener que raspar el aluminio por detrás y dejar que la pastilla caiga por si sola, aunque de momento, con un boli, he estirado lo que he podido el plástico, para que vuelva a su forma original

















Quitamos en lo posible las orillas de aluminio y con una taladradora para folios cortamos circulitos de cartulina negra, yo como soy muy impaciente y no tenía cartulina, he masacrado una vieja revista.













Metemos los circulitos negros en las cápsulas, siempre el lado negro hacia abajo. Aqui tengo pensado perfeccionar, si cortamos los circulos de plástico fino, por ejemplo, de las botellas de agua solán de cabras esas azules, se pueden hacer unos ojos azules preciosos, aunque como no tenía pues no he probado.



















Ahora ponemos pegamento por las orillas de las cápsulas
¡Ojo! Aqui hay que tener cuidado, si el pegamento cae abajo, se pega la cartulina y el ojo ya no será móvil, pero si no hay bastante pegamento, como a la hora de recortar vamos a ceñirnos a la orilla se nos puede despegar. Esto será cuestión de práctica!












Ahora ponemos una tira de plástico blanco por encima, que será la parte trasera del ojo. Yo he cortado una tira de una bolsa de plástico un poco más rígido, de estas de las tiendas de ropa. ¡Ojo otra vez! ¡NO GIRAR LAS CÁPSULAS!, si girais las cápsulas la cartulina se pega al pegamento y se acabó la movilidad del ojo. Yo les puse un poco de peso, la misma taladradora, la verdad! Y se deja boca abajo hasta que esté completamente seco.


















Recortamos con cuidado las capsulas y Voilá.................





1 comentarios:

Avisey dijo...

me encanto la idea!!

Publicar un comentario